Derrière

¿Sabes qué color de corteza corresponde a cada tipo de queso?

La corteza del queso es la capa exterior que lo cubre o envuelve. Hablando de los quesos redondos de pasta prensada, los más comunes en Castilla y León, podríamos decir que el color de su corteza nos indica ciertas características en cuanto al tipo de leche utilizado y su maduración.

Los quesos blancos, que apenas tienen capa externa y por ello se presentan envasados, tienen una maduración máxima de 30 días por lo que son frescos o tiernos y, normalmente, son elaborados con una mezcla de leche (vaca, oveja y/o cabra).

La corteza negra suele corresponder a quesos de mezcla semicurados. Es decir, quesos elaborados a partir de varios tipos de leche y madurados entre 1 y 3 meses, más exactamente entre 35 y 105 días.

Por su parte, el color rojizo o anaranjado de la corteza es propio de los quesos de cabra semicurados.

Los quesos cuya capa externa es de color marrón son muy comunes en los quesos de pasta prensada y suelen indicar que su maduración es de 3 a 6 meses (105-180 días), es decir, quesos curados. En este caso, pueden ser quesos a base de leche de oveja, pero también mezcla.

El color ocre amarillento, también denominado color miel, es característico de los quesos de oveja viejos, también conocidos como reserva. Su tiempo de maduración es de entre 6 y 9 meses.

Por último, los quesos con corteza marrón oscuro suelen ser añejos o gran reserva, dado su gran periodo de maduración, de más de 9 meses.